Mides y la Universidad de Montevideo firmaron convenio de teleasistencia para atención a familias

Se celebró la firma de un convenio entre el Mides y la Universidad de Montevideo (UM). El acuerdo establece el desarrollo de una experiencia piloto de teleasistencia dirigida a familias postulantes al Programa de Acompañamiento Familiar (PAF) que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social. 

El piloto alcanzará inicialmente a 800 familias y contará con el apoyo en recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el seguimiento y evaluación conjunto de UM y Mides. Se trata de un complemento a la asistencia presencial, que seguirá siendo el eje central de la atención a las familias.

Cecilia Sena, Directora Nacional de Desarrollo Social, abrió la charla previa a la firma expresando el desafío que representó el 2020 para la atención en las familias en pandemia. 

Sena celebró que “ la política pública se desafíe a probar con el ensayo fundamentado”. El plan piloto de teleasistencia, que en principio alcanzará a 800 familias que se encuentran a la espera de su ingreso al PAF, “no suple el acompañamiento familiar tradicional”, subrayó la jerarca. Se trata de complementar y tratar de que la política pública llegue más a tiempo.

En este sentido, Sena recordó que “en el 2020 con la pandemia, el tiempo de espera se incrementó y los niños no pueden esperar”. “Se trata de estar un poco más cerca”, agregó.

La idea principal del piloto es generar una respuesta que acorte los tiempos de espera de atención a las familias. Sena explicó que este piloto será evaluado por la Universidad de Montevideo en conjunto con el equipo de evaluación del Ministerio de Desarrollo Social, con el objetivo de avanzar en su implementación en la medida que se obtengan buenos resultados.

Alejandro Cid, decano de la Universidad de Montevideo, destacó que la academia se ha visto muy enriquecida con este intercambio. “Estamos aprendiendo mucho” junto a los operadores de campo, señaló Cid.

El trabajo conjunto con la primera infancia y las familias, recordó el decano, se remonta a 2015, cuando realizaron talleres sobre crianza positiva con el Plan CAIF.

Cid destacó la participación y buena disposición de los equipos técnicos de Mides y agradeció además la colaboración de la Fundación RichingU; la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII); y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El cierre de la charla previa a la firma del convenio estuvo a cargo del Ministro de Desarrollo Social, Martín Lema. 

“Es necesario que se genere una cadena para que las acciones lleguen donde tienen que llegar”, expresó Lema en cuanto a la participación de la academia en este tipo de proyectos.

El ministro ponderó el trabajo de los equipos técnicos de Mides, las coordinaciones y todas aquellas personas que trabajan en campo y “definen el éxito, en este caso, de un plan piloto que viene a complementar una estrategia más amplia”.

En consonancia con lo que expresara Sena al comienzo del encuentro, Lema expresó que “en tiempos de pandemia aprendimos que la tecnología es importante, pero sobre todo valoramos lo insustituible del intercambio presencial”. 

Sin duda, “lo presencial es la regla'', subrayó el ministro. “Pero la teleasistencia se presenta como una oportunidad de mejora'', destacó.

Lema anunció que se proyecta sumar en el marco de estas acciones de atención a las familias 70 técnicos para el 2022.

Asimismo, se apuntará corregir aspectos puntuales de los entornos familiares, de forma tal que redunde en una mejora sensible de la crianza. 

También se fortalecerán las becas de inclusión socioeducativa, vigentes desde 2013, para complementar la cobertura del Plan CAIF.

El ministro se refirió a los 141 jardines que hoy integran este sistema de becas y el proyecto de duplicarlos para brindar más opciones a las familias que necesitan el servicio.

Otro proyecto que se adelantó en la firma del convenio fue la implementación de un bono crianza focalizado en productos de la primera infancia, como productos de higiene, por ejemplo. Este tipo de acciones apuntan a mejorar la calidad de vida de 30.000 hogares que se encuentran todavía en situación de vulnerabilidad extrema.

En esta misma línea de mejora, se promoverá la ventanilla única en BPS. “Es muy injusto que una persona que no tiene los requisitos tenga la ayuda, pero más injusto es que alguien que sí reúne los requisitos no acceda a la ayuda necesaria”, expresó Lema.

El ministro anunció además la implementación de un “diagnóstico social del recién nacido” para el cual se reforzará con técnicos a las 23 maternidades públicas y se realizará seguimiento y evaluación de las situaciones.

“Nosotros no queremos que este plan sea patrimonio de cada jerarca, queremos que sea un patrimonio social que quede para las generaciones del mañana”, sentenció el ministro, antes de sellar el convenio con su firma.

Publicar un comentario

0 Comentarios