Programa ACCESOS - Ya están en marcha los procesos de capacitación para casi 500 personas

Ya están en marcha los procesos de capacitación para casi 500 personas que comenzarán a transitar por la primera fase del programa ACCESOS en Montevideo. Por el momento, la expectativa y las ganas se hacen sentir en el hall central de INJU, donde se reúnen los participantes para recibir la bienvenida y firmar para dar el primer paso en su revinculación con el mundo del trabajo formal.

Carolina Murphy, directora territorial departamental de Montevideo en el MIDES, contó cómo se está llevando a cabo esta etapa que se extenderá por siete meses, hasta que egresen los primeros postulantes para continuar con la segunda etapa.

Murphy contó que ACCESOS cumple una función muy importante ya que implica articular los diferentes programas de MIDES, pero también hacia los organismos públicos participantes de esta primera fase con un programa nuevo, el primero en su clase desde que dejó de funcionar Uruguay Trabaja.

Una de las principales diferencias con los programas anteriores que abordaban esta dimensión laboral desde el Ministerio de Desarrollo Social es el trabajo con los perfiles de los postulantes. Al programa no se ingresa por sorteo, sino que las personas que ya están vinculadas al MIDES son convocadas para formar parte de ACCESOS.

“No desaprovechar oportunidades” es una de las preocupaciones centrales, expresó Murphy. “Esto no es un llamado abierto donde miles de personas se inscriben y que de pronto son personas que nunca conocimos. Acá se trata de personas que están siendo acompañadas por los programas del ministerio, que tienen una trayectoria mínima de tres meses con los programas o con las oficinas territoriales del MIDES, y que, dentro de otras dimensiones que se trabajan, se decide abordar la educativa laboral”, explicó la directora.

El programa consta de dos fases, la primera es de siete meses de trabajo en organismos públicos. En este contexto, el MIDES recibirá a 48 participantes en Montevideo y además se realizaron acuerdos con otros ocho organismos públicos más. Esto, explicó la directora departamental, permite tener una variedad de tareas y de perfiles diferentes que ofrecer a los participantes para desempeñar diversas tareas y multiplicar los aprendizajes.

En general, las tareas son de tipo administrativas, logísticas, de auxiliar de servicio, de auxiliar para comedores vinculados a lo gastronómico en las escuelas, tareas de mantenimiento, en talleres de carpintería de aluminio y madera, etc.

Paralelamente se están haciendo acuerdos con UTU y con INEFOP para generar capacitaciones específicas, además de los talleres transversales que brinda el MIDES. De las 30 horas semanales que implica el programa ACCESOS, un 20% será destinado a capacitación durante los siete meses en los que recibirán quienes participen el equivalente a un salario mínimo nacional ($19.364 mensuales).

La fase uno se realiza exclusivamente con organismos públicos, luego habrá una fase dos, explicó Murphy, que consiste en acuerdos con “empresas madrinas”. “Estamos trabajando para tener la mayor cantidad de cupos posibles” en empresas privadas para participantes de ACCESOS.

Para ingresar en esta fase dos, será requisito haber transitado por la primera etapa. Una vez que los participantes ingresan en la fase dos, el vínculo será de la empresa con la persona. Será un vínculo contractual del mundo del empleo privado “común y corriente”. Lo que se establece es que la persona debe ganar como mínimo el laudo acorde al rubro en el que se desempeña la empresa y con todos los derechos.

ACCESOS se encuentra presente en todo el país, en todos los departamentos. Sólo en Montevideo están participando 489 personas de esta primera etapa. En cuanto a la composición del grupo, las edades van de 18 a 64 años, un 54% son mujeres, mayoritariamente jóvenes.

“Esto no es ni un programa para llenar vacantes en organismos públicos, ni una excusa para pagar una prestación durante siete meses. Esta tiene que ser una experiencia de trabajo en la que las personas realmente aprendan algo que les permita insertarse en el mercado laboral”, concluyó Murphy, y contó que “ya hay lista de espera de organismos públicos” para recibir participantes el año próximo.

Testimonios de algunos participantes

Jorge

“Ya puse la firma, dije que sí”, cuenta entusiasmado. En la mediana edad, le tocó estar en refugio hace tres años, pandemia mediante. Dice que un día lo llamó su coordinadora para conversar sobre esta posibilidad. “Siempre la meta es salir”, subraya, sin perder la sonrisa. Dice que “nunca había salido sorteado en nada, ni en Uruguay Trabaja, siempre me anotaba pero nunca salía sorteado”. Cuenta que cuando lo llamaron para ACCESOS “fue una alegría tremenda”. Jorge es oficial albañil finalista. Sólo sabe por ahora que el miércoles 1º de junio se tiene que presentar a las 10 de la mañana. Todo lo que está por venir, será para mejorar.

Brisa

Mamá de dos niñas pequeñas, es usuaria de una solución habitacional de MIDES. Se vinculó en ese espacio con INJU y así fue que entró en contacto con ACCESOS. Si bien ya tenía trabajos informales, dice que formalmente hace mucho que no trabaja. Ahora, mientras sus hijas están en la guardería, ella podrá trabajar seis horas con todos los derechos laborales. En cuanto a las expectativas, Brisa dijo “espero poder desarrollar bien las tareas y servir”, sabe que va a trabajar en ANEP, pero todavía no sabe dónde.